lunes, 19 de agosto de 2013

Tiburón... ¿Qué buscas en la orilla?

Como es costumbre, el canal Discovery ha cambiado (una vez más) su programación, para pasar refritos de documentales sobre los tiburones en el especial de "la Semana del Tiburon". No soy experto en mercadeo, pero dudo que existan tantas personas adeptas al tema  escualo como para dedicarles una semana... (Si se tratara de reciclaje, delfines y ballenas o combustibles alternativos me comería el cuento)... ¡Pero ese no es el tema!

Tiburones Blancos:

En la amplia diversidad del género escualo, no hay ser más mediático que Los Tiburones Blancos:

Son poderosos, gigantescos, apoteósicos, temibles y tema principal de uno de los Thriller de Terror y suspensos que ha generado el engrose estadístico de los Talosafóbicos, es decir, aquellos que tienen miedo irracional al mar: Tiburón I, II, III... Y cualquier nueva edición que garantice el retiro a Steven Speilberg.

Pero más allá de la escena en la que el tiburón se adentra en una playa californiana, destrozando la psique de los niños en flotadores imagen de Copppertone, el tiburón blanco se caracteriza por su canibalismo, o dicho en otras palabras: "Come y Se Deja Comer", lo que posibilita la generación de uno de los clichés más ochentosos del underground caraqueño: ¡Ese tipo es Tiburón Blanco!

Transoceánica Cultura POP:

Tan conocida y sececreta, como la toxicomanía de Ronha Otolina y el Psicotrópico monopolio del Chino Cano, en la noche carqueña también era conocido el papel ecológico que protagonizaba El Tiburón Blanco:

"Sujeto del sexo masculino de mediana y/o avanzada edad, que cohabita en las leyes del dios y del hombre en hogar heterosexual socialmente reconocido, preferiblemente con prole y estatus económico, cuyas noches previas al Sabath dedica a los placeres sodomítico-carnales con efebos y/o veteranos, sin que dicho acto, menoscabe la estabilidad del hogar, ante dios y la ley, reconocido a nivel social y moral."

O en simples palabras, se denomina "Tiburón Blanco", a aquel macho depredador que, bajo los preceptos de canibalismo socialmente permitido, muerde y se deja morder, pero siempre fuera de cámaras. Si bien, la real solución Tiburón I es traer a otro Tiburón blanco para que, en una orgía de sangre, víceras y omega 3, se zamparan el uno al otro se hagan un 69 de banquete que ponga fin a la masacre, hay que estar claros: ¡No sería ni comercialmente, ni sociualmente aceptables!...

Reconoce a tu Tiburón Blanco:

Se reconocen por ser de estado civil casado, edad madura y afición por los mancebos menores a 30 años. Ofrecen villas y castillos, aunque después del polvo queden endeudados. Siempre son maravillosos, detallistas y congraciados, pero eso sí... Después del viernes negro la vida de todos, hasta la de los tiburones blancos ha cambiado.

Tiburón de Platino y Oro Blanco:

En oros tiempos se caracterizaban por su cercanía genealógica a los Amos del Valle, la facilidad para ofrecer al menos bendecido la oportunidad de vivir 8 horas de 5 estrellas y fácil acceso a los tabúes pecaminosos que sólo el estrato A podían proporcionar...

-Día: Sábado 15 de Octubre del Año 1982.
-Lugar: La casa de uno de los sobrinos de los Sáez Conde en el Country Club

El siguiente diálogo ocurre entre las 12:30 am y las 12:50 pm
No duró más, porque el gintonic resultó diurético 
para uno de los agraviados.

-¡Hoooola maricona!, ¿Cómo te fue anoche con el fantoche?
-¡Cállate Maricón! ¡Que esta noche estoy de incógnito!
-¡Ay sí! ¡La santa del Callejón Machado!... Debes tener ensangrentadas esas rodillas después de la noche con el General.
-¡Que Sangre ni que Nada!... El General resultó ser más Reina que Susana Coronada.
-¡Guá!, ¡Quién lo viera! con 2 soles en Fuerte Tiuna, pero en la cama es una Reina Pepiada... 
-¡Y si te contara lo que pasó con el ministro!... La Guzmania nunca había visto tanto desfile de Edecan... 
-¡Pero mírenla!... ¡La que a Macuto fue a Parar!... 
-¡Chitón Maricón!... ¡Que nadie se tiene que enterar!... Sea útil y agárreme el Gintonic de Tanquerai que tengo que mear... 

El Tiburón Blanco de Finales de la Cuarta y el Quinto Republicano:

Todavía está pasando el ratón de la bonanza, y en muchos casos su estrategia han cambiado... Ahora son pocos los que ofrecen fines de semana en paraísos declarados patrimanio de la humanidad, como La Orchila, Aves y La Tortuga, pero la estrategia galante nada ha cambiado.

Ahora sólo se dedican al cortejo de bajo estrato, donde dan el culo por un guacal de dulce de guayaba, conserva de Plátano San Francisco, o Dulce de leche Coreano...


 









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada