miércoles, 14 de diciembre de 2011

Cotilla y otros problemas endocrinos

Un día no muy especial me encontraba en casa de un Fulano amigo de Roberto, se trataba de una fiesta de osos; primera vez que asistía a uno de esos ágapes de lipas, al principio estaba emocionado, pero al llegar y acomodarme no fue la gran vaina, lo más interesante era calcular cuántos osos más podía aguantar la losa de ese apartamento en Los Naranjos. En general, todos eran bastante parecidos, gorditos intentando ser simpáticos, carnosos desaliñados con problemas de autoestima que intentaban reparar con comida... Habían unos folklóricos diseñadores y creativos, otros eran unos tristes profesores universitarios o esclavos de oficina; unos venían del interior del país, otros regresaban de su último viaje a París donde "engordamos unos kilitos" (¡Bárbaro!).

En este tipo de reuniones es muy fácil encontrar un alma solitaria que quiera un apapacho y una promesa de amor (aunque realmente se trate de un culo palpitante sediento de sexo cochino y perverso). Vale la pena destacar que ya tengo pareja, una relación que ya se encuentra en el quinquenio y se tiene pinta de prolongarse; ha sido bastante satisfactoria en todo sentido, pero eso no evita que cuando uno sale sin su compañero de vida haga unos cuantos ejercicios de sociología, por ponerle un nombre.

El anfitrión me fue presentando uno a uno ante la manada, Roberto me seguía de cerca intentando acaparar la atención del fulano que me recibía cordialmente, sobando su espalda, aplicando la mano muerta en el paquete y alabando su "exquisito gusto" en la decoración, cortesía de Bima y Cross Home, los Ikeas del nuevo rico que sin ser necesariamente revolucionario se ganó unos reales remodelando la casa de un militar o pseudoministro en La Lagunita.

Terminado el protocolo decidí dejar a Roberto en su juego con el Fulano anfitrión, me servú un buen trago de escoces, cortesía de la casa, y busqué un sitio donde ubicarme de la manera más cómoda. En el balcón se encontraban unos 4 osotes que fumaban y charlaban con sus tragos en mano; el objetivo estaba en la mira, donde se fuma ahí estoy.

-¡Ay vale!- Comentó un morenito rechoncho y aindiado con una pelusilla por candado- no pude con lo de la Duquesa de Alba... ¿No está mayor para la gracia?- Pausa para sorber un cocktelito con fruit punch.

-Pero mi cielo, si fue de lo más jocoso... ¡Ahí lo que faltaba era la Pantoja!...- Exclamó a los 4 vientos uno más alto, con pinta de Portu-Español...

-¡Dios la tenga en la gloria!- Rogó el rechoncho

-Pero estemos claros, la boda del año fue la del Príncipe Guillermo... Estuvo fabulosa pero sencilla al mismo tiempo...- Intervino un rellenito de ojos claros muy simpaticón.

-Todo eso es cierto,-Interrumpió el canoso de facciones mediterráneas y metro 90 de estatura- pero entre escándalos el marido de la Infanta, le ganó al baile descalzo de la duquesa- Sorbo de trago- ... ¿No les parece que el príncipe William se ha puesto feo?... ¡Tan guapa que es la Kate!...

-¡Explotada está la J-LO!, menos mal que dejó al Mark Anthony, eso no era hombre para ella...

-Chico, pero parecía haber amor ahí...

-¡Amor y cacho mi vida!, porque no me vas a decir que la Jenny of The Bronx no estaba culiando con el bailarín desde hacía bastante tiempo...

-Yo jamás tiraría con un bailarín, todas parecen pasivas...

-¡Obvio mi reina!, ¿que harías con una niña de esas? ¿Jugar a las muñecas?... Para pasiva tú, ¿Como es que te dicen en el sauna?... ¿La Alfombrita?...

-¿Mira quién habla?, la que tiene cayos con forma de junta de baldosa en las rodillas, y no por estar rezando...

-¡Niñas! no se desvíen del tema... ¿Donde me dejan la presentación de la J-Lo con el Pitbull?

-¡Que paquete tiene ese coño!... Y buena restregada que le dió la puta esa...

-¡Me tienen que ver bailando como la J-Lo!... Estuve practicando la coreografía toda la semana....

-¡Ni se te ocurra hacerla acá!... Primero hay que mover los muebles, porque si haces el paso del helicóptero te vuelves loca y tumbas algo...

Yo estaba arrinconado con el cigarro en mano y el trago apoyado en el barandal, disfrutando del performance digno de Crónicas Marcianas (Boris I Love U- Call me baby)... Repentinamente se dieron cuanta de mi espectral presencia como único espectador del show cotilla que tenían montado, el rechoncho timotocuica se volteó de manera serpentina y me dijo:

-¡Ay disculpa! te estaba dando la espalda...

-¡Ten cuidado!, mira que esta con unos palos encima le da culo hasta los vigilantes de su edificio...

Risas burlonas de doñas encopetadas del grupo...

-No te preocupes, estoy disfrutando este momento Antena 3, es como estar en mi cama un sábado sin salir de la Casa...

-¿Pero por qué no te nos unes en la conversa?- Preguntó el Taponcito Indígena...-Yo soy Marcel, y ellos son William (El portu), José (El Catire), Antonio (El Veterano) y Lorenzo (El Italianete que había perdido el encanto gracias a su nombre de loca estrambótica).

-Mucho gusto... Yo soy amigo de Roberto...

-Mmmm, la nueva víctima de la señora de la casa...- Dijo en tono malicioso El Portu.

-¡Ay Chica! no seas así... -Replicó Taponcito- No le pares, es una loca muy mardita...

-Si, mardita... Muy mardita y seca... ¿Quién quiere hacer un refill?- Proclamó el portu que entró al apartamento seguido por el Portu, el Catire y el Italianete. Dejándome con Taponcito y el Veterano que se dedicó a hablar por el teléfono celular, anulando su presencia...

-Son mis amigos de toda la vida...-Dijo Taponcito a modo de excusa- no son malos, pero les gusta lucirse.

-No te preocupes, yo entiendo perfectamente- Contesté de manera cordial, sin saber que estaría cometiendo el peor error de la noche: entablar una conversación con el más feo, necesitado y mojigato de todos los convidados a la reunión.

Al principio comenzó con el clásico "a qué te dedicas", pasamos por el "¿Tienes Pareja?" y se cerró el crírculo con un inapropiado movimiento de Taponcito...

-Yo hace mucho tiempo no tengo pareja, me siento taaaaaannnn solo- modo princesa Disney- Claro, un chico tan guapo como tú no tiene esos problemas -malinterpretación típica del manual del levante, que culminaría con la hecatómbica hipótesis matrimonial- ¡Si fueras mi pareja, te haría muuuuuuuuyyyyyyy feliiiiiiiiiiiz! eres demasiado bello- Abrupta agarrada de mano- Me encanta tu piel, la tienes muy suave...

Santísimo sacramento, ¡¿Por qué te autodesgracias la vida de esa manera?!, suficiente tienes con las malignas amigas pasadas de peso que tienes...

-Mira Marcel... no es por desprecio, pero como ya sabes tengo pareja, además tu estrategia no ha sido la mejor de todas, si tan solo fueras un poquito más original que el resto, me lo pensaría, pero nada que ver...

-¡Eres igual que el resto de los maricos!...

-Ay papá... ¿Es que a caso tu eres diferente?... Te embelezas como un niño, te declaras tan pura como una monja pero al final terminas siendo una perra más de esta manada, con bajísima autoestima claro, pero una perra más...

Al terminar mi exposición, me percaté que tenía público también, las malignas habían llegado de  nuevo y el veterano había culminado la llamada y me veía con los ojos desorbitados...

Lancé mi cigarro por el balcón y fui a servirme un trago a la cocina, entonces llegó Roberto muy alterado y me dijo:

-¡Nos Vamos de esta Mierda!...

-¿Que pasó?

-Nada... El marico ese sólo habla de lo último que salió en la Hola y aceptó el reto de bailar como J-Lo con tacones y todo... Eso no me lo esperaba...

-¡Ay mi gordo!... Estabas ciego de queso, ya con un par de cigarros en el balcón me enteré de que AQUÍ HAY TOMATE... ¿Tendrán Vasos Plásticos?, porque este trago me lo llevo...

Al final como llegamos, nos fuimos, solo que más alicorados y vetados del club de osos adictos de la prensa rosa. Después se preguntan ¿DONDE ESTÁS CORAZÓN?...





  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada