martes, 13 de diciembre de 2011

Buenas Acciones... Buenas Recompensas

Día de semana como cualquier otro... Madrugada gélida, amanecer de foto y llegando al medio día un "Palo de Agua" que parece el fin del mundo, cosas típicas de este clima tropico-ecuatorial de Venezuela; no sé si estamos en La Niña o El niño, pero como cualquier carajito: está jodiendo y no hay madre que responda. En fin, vale madres que tanto te esfuerces, siempre estarás metido en un tráfico del demonio viendo como tu vida pasa frente a tus ojos. Es que, así estamos en esta ciudad de 450 km2 (aproximado), donde todo queda relativamente cerca pero el transporte público no funciona.


Pasan los minutos, y decido dejar de escuchar la música del I-Pod -una especie de Alejandría Musical de 120 Gigas, perfectas para trabajar pero incómoda para disfrutar- y sintonizo la radio, aprovechando que no hay cadena presidencial que me aturda con sus patéticas promesas y lenguaje inapropiado. Trato de agarrar la señal de una emisora AM que me gusta por su corte antichavista y desbocado (porque uno también disfruta de la mierda aunque la critique si es contraria), cuando escucho el siguiente mensaje navideño:  


Cortina de "con un poncho andino" sinfónico grabado en el año 1975 y remasterizado, locución masculina juvenil: "Navidad... Época para reflexionar, agradecer y estar con los que realmente te aman!", locución femenina juvenil: "Navidad... Tiempo para recordar a quién más lo necesita", voz masculina veterana "Navidad... Fecha para recordar el nacimiento de nuestro señor Jesucristo", voz femenina veterana "¡Que la paz y la dicha invada nuestros corazones! y nos guíe por el camino de la virtud, la prosperidad, la paz y la justicia, en estos tiempos de división y opresión"... Cierra locución genérica de la emisora con el típico "que la bla bla bla, sea la bla bla bla, en esta navidad, y que el año nuevo sea bla bla bla bla bla, son los sinceros deseos de..."... Logo sónico de la emisora y culmina con cierre de gaita maracucha. 


Yo, mientras, voy quedando con menos neuronas, intentando procesar un mensaje digno de la línea de Fox News: Derecha y Porno ( Los que no sepan qué es Fox News y por qué critican tanto su línea editorial, me da pena sus casos, búsquense un perro, lean algo y dejen de gastar plata en smartphones)... Dejo de gastar energías y vuelvo al I-Pod -Play List: Música Para Planchar- y me dejo llevar por Daniela Romo a todo gañote para olvidar el mensaje navideño que he escuchado; aunque, ¿qué tanto de eso que dicen está en lo cierto?


¡Estemos claros! en los medios (no importa a quién apoyen), son muy contados los casos en los que te hacen llegar un mensaje nuevo como tal, el resto del tiempo es puro recuerdo (Magnum-Cliché 39 mm). El dichoso mensaje de la emisora ha sido, al final, el resultado de un cumplimiento de costumbres con un guión basado en lo que el oyente (no me gusta decir usuarios), de esa emisora quiere oír según estudios realizados durante décadas... Lo peor aún es que ¡No tiene nada de malo!, porque (así como no hay peor sordo que el que no quiere oír) no hay mejor mensaje que el que todos quieran escuchar.


------0------0------
Nota al lector: Si eres un chavista, te odio con todas mis fuerzas primero que nada, y segundo, Chavez hace lo mismo contigo; así que no me vengas con tus discursos de Medios Imperialistas Neoliberales de mil demonios, porque tanto tu como yo nos mamamos la misma mierda con baranda. Busquense un marico chavista que les hable de lo que quieren escuchar y dejen a este marico antichavista (no escuálido) despotricar cuanto le de la gana...


*respiración profunda, mentada de madre al chavismo y continúa*


-------0------0-------


¿En que estaba?... ¡Ya!... El Mensaje que todos quieren oír... 


¡Es una fórmula básica y perdurable!... Lo más divertido es que lo puedes aplicar a cualquier escenario, por ejemplo: La Maricocracia (Escenario político-social ficticio donde se supone que los Maricos ejercen la soberanía, como en un local de ambiente).


Hagamos un viaje en el tiempo...


Es el año 2006, todo el mundo estaba en la resaca electoral del 2005, los maricos ya caminaban agarrados de la mano (sólo en Chacao y se veían de lo last) y el Regaeton  le hacía golpe de estado a la música electro-house-dance-bla bla bla... Ha llegado diciembre, y entre luces y bambalinas, todos estamos sedientos de cambios: los capitalinos con real se van de viaje al exterior, los clase media del interior se vienen en a la capital, pero uno que es "pela bolas" se queda a gozar hasta donde alcance el presupuesto. La música está a tope en el bar de siempre, me dejo llevar por los efluvios etílicos mientras bailo meneando el culo contra el piso con mis amigos, hasta que algo me saca de mi trance-trans:



  1. Gran cantidad de muchachitos nunca vistos empiezan a ingresar al local, peinados con gomina y vestiditos de punta en blanco. No alzan la mirada, miran de manera agazapada con su cerveza en mano intentando llevar el ritmo de la música -Invasión Capocha.
  2. Los veteranos conocidos se agolpan alrededor de la carne fresca, que resulta ser de canal, ya que vienen de los recónditos parajes de la ganadería nacional: Barinas, Portuguesa, Yaracuy y Cojedes. Seguramente hay de Puerto Ordaz, gochos, maracuchos y orientales, pero los agropecuarios se llevan el premio.
  3. Uno que otro valenciano le hace señas a su amigo maracayero que lo acompañó a rumbear a la capital, donde se quedarán en casa de un caraqueño que conoció por el chat.
  4.  Los gochitos y maracuchos, que tienen más tiempo viviendo en Caracas por sus estudios, se protegen de el campesinismo, usando a los panas carqueños como escudos, mientras que el Valenciano más corrido en las estaciones de Línea 1 del Metro dice: ¡Se volteó un san Ruperto!
Todo en cuestión de segundos, generando un clima tenso que cortaba la neblina artificial que nos ahogaba a todos. Sólo había que dar tiempo al tiempo...


Pasaban los minutos, y poco a poco la novela mantuana pasó a ser éxito de mediodía de televisa, de ahí pasó a programa de humor de canal de los Cisneros, luego sería una comedia erótica salida de la cabeza del primo gay de Diosa Canales, después XXX y al final un viacrucis de arrepentimiento en el 7mo y 1/8 círculo del infierno de Dante La Mala: donde castigan a los quesudos tímidos.


Ahora, ¿Qué desencadenó todo este pandemonio de sentimientos y hormonas?... La promesa de un mensaje navideño: 



  • Reflexión: comprender el meta mensaje del otro
  • Agradecer: por la existencia de carnes inocentes y frescas que mancillar
  • Estar con los que te aman: porque una promesa de amor es lo mejor para llevar a alguien a la cama
  • Recordar a quién necesita: ceder tu cuerpo al quesudo y quitarte el queso a cambio, sin mayor pretensión.
  • Recordar a nuestro señor Jesucristo: todos gritarán ¡oh Dios! durante el Orgasmo
  • Paz, dicha, libertad, etc, etc, etc... Todos resultado de un buen polvo navideño
  • Sin divisiones: cuando se está en la cama, se olvida los orígenes del compañero casual.

Terminando con el siguiente cuadro: el valenciano con el barinés, el del Este con el del Oeste, el Maracucho con el oriental y el gocho (seguramente) haciendo un trío.



Es que al final, todos buscamos algo en común en estas fechas... Pasar una Noche Buena.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada